jueves, 9 de enero de 2014

Versión Original: "Surfin' Bird"


Así, sin mas, dejamos atrás las navidades, ese fuego fatuo de purpurina, lucecitas y campanas, desaparece de repente, el simulacro de paz, amor y felicidad acaba tras el día 6, y nos encontramos de nuevo ante las facturas, el paro, la crisis, y la consabida cuesta de enero. Se agradece la "tregua", pero hay que volver a la realidad. Para romper con todo ese almibarado regusto y enfrentar el nuevo año con energía a raudales, os propongo un tema de esos que apaga tu lado mas serio y aburrido, un frenético "quitapenas" que conecta directamente con tu yo irracional e instintivo, haciendo que el ritmo te inunde y te dejes llevar, entre convulsiones birlongas y saltos proto-punks, a un estado de desenfado y sudorosa felicidad. No es que sea una receta infalible, entre sus contraindicaciones puede estar el hacer el ridículo, o la alteración nerviosa, pero, después de tanto villancico, zambomba y papel de regalo...¿a quien no le apetece ponerse unas Martens y desmadrarse unos minutos al ritmo de una canción como esta?...Terapia 100% eficaz, mano de santo, se lo prometo oiga...

Posiblemente "Surfin' Bird" rompió con los estereotipos del surf-rock de comienzos de la década de los 60, un género cuyo pilar fundamental eran las poderosas interpretaciones instrumentales (a menudo acompañadas de estridentes partes de viento), y que cuando requerían acompañamiento vocal, solían ser mucho más melódicas. Así que cuando estos cuatro chicos llamados the Trashmen, con pinta de no haber roto un plato en su vida, se sacaron de la manga este jitazo garagero dotado de un salvajismo inusual, fue un auténtico bombazo comercial, y en pocos días todo el mundo tenía "la fiebre del pájaro". Repetida hasta la saciedad en decenas de películas, anuncios o series de televisión, nos tenemos que remontar hasta 1957 para encontrar las primeras pistas sobre el origen de este infeccioso tema. Red Prysock fue uno de los grandes pioneros del la era dorada de Rock and roll, influenciado por Coleman Hawkins, abandona la senda del Swing y el Bebop, y junto a otros músicos de su generación se encamina hacia el incipiente rhythm and blues. Desde 1954, fichado por el sello de Chicago Mercury Records, Red Prysock junto a gente como Tiny Grimes and his Rocking Highlanders, Benny Golson, o Roy Milton crean las bases de la nueva música popular norteamericana con temas como "Hand Clappin'", "Jump Red Jump", "Wiggles", y "What's The Word ? Thunderbird", siendo este último el que influenciará en la forma y espíritu al hit de los Trashmen, sirviendo además como germen para el surf-rock de temas como "Tequila" de the Champs. Pero si "What's The Word ? Thunderbird" sirve como excusa sonora, la parte vocal nos llega desde el maravilloso mundo del DooWop...



The Rivingtons fueron un grupo vocal muy popular a principios de los años 60, liderados por Carl White, consiguieron su mayor éxito en 1962 con un sencillo divertimento cacofónico (algo muy de moda en aquel momento), una canción de ritmo fácil y vivaz que basa su estribillo en una absurda combinación de sílabas sin sentido y con cierta gracia (a Paul McCartney también le encantaban estas cosas), "Papa-Oom-Mow-Mow" obtuvo un tímido puesto 48 en el Billboard Hot 100, aunque les serviría para ganar popularidad entre el aficionado adolescente. La táctica habitual del momento era que cuando un tema funcionaba se explotaba la misma fórmula hasta agotarla, por lo que poco más tarde The Rivingtons volvían a la carga con la misma base (ritmo pegadizo y trabalenguas onomatopéyico) con la aún mas barroca "Mama-Oom-Mow-Mow" y sobre todo con "Bird's the Word", con la que se volverían a colar en las listas de éxitos, otras bandas como the Ran-Dells ("Martian Hop", 1963) intentaron cosas similares con mas o menos fortuna. En cualquier caso nosotros nos quedamos con los dos temas de los Rivingtons, pues combinados y con la influencia del tema de Red Prysock nos llevan directamente a nuestro tema de hoy, no sin cierta controversia de por medio, por supuesto...



The Trashmen se formaron durante 1962 en Minneapolis, Minnesota, su sonido era una mezcla de distintos géneros, surf-rock, garage, beat, rock and roll, y se ganaban la vida animando al personal en bailes y clubs nocturnos de su ciudad natal. Una noche de 1963 durante un bolo en un club de Wisconsin llamado Woodley’s Country Dam, la banda que les precedía (un grupo local desconocido llamados the Sorensen Brothers) interpretaban "Bird's the Word", un tema pegadizo que les hizo bastante gracia e incluso pensaron en añadir a su repertorio. Poco despues durante un concierto, the Trashmen interpretaba una versión acelerada del "Papa-Oom-Mow-Mow" de the Rivingtons, Steve Wahrer (batería del combo, que hacía las veces de cantante combinandose con Tony Andreason y Dal Winslow) se acordó de aquella interpretación y, viendo el parecido, empezó a incorporar aleatoriamente partes de "Bird's the Word" (según ellos, desconociendo la procedencia y autoría del mismo) sobre "Papa-Oom-Mow-Mow", el resultado fue bastante molón, y llamó poderosamente la atención de Bill Diehl (un D.J. de la zona de Minnesota) que había acudido a ver el concierto y convenció a la banda para grabar el tema en los estudios Kay Bank a finales de 1963.



 Erguido como representante de la banda, Bill Diehl presenta "Surfin' Bird" a un concurso en Mineapolis, donde ganan, y los manda a una batalla de bandas en Chicago, donde también ganan, rápidamente consiguen un contrato discográfico con Garrett Records, quienes durante el primer fin de semana del lanzamiento del single, habían vendido la friolera de 30.000 copias, alcanzando el número 4 en el Billboard Hot 100. Poco después fueron invitados a interpretar "Surfin' Bird" en el show de Dick Clark “American Bandstand”, pero como el vuelo era caro,  fue solo  Steve Wahrer, quien hizo playback y bailó desenfrenado sobre en el escenario (ver vído final). El presentador le preguntó en que se habían inspirado, a lo que este contestó que de “ver demasiadas películas de Tarzán”, y aseguró que la canción la habían compuesto ellos. Sin embargo, Carl White (líder de the Rivingtons) vio aquella actuación y reconoció inmediatamente sus dos canciones combinadas, para comprobar mas tarde que el single sólo acreditaba a Steve Wahrer como autor del mismo. Tras la pertinente reclamación judicial, the Trashmen se vieron obligados a acreditar a sus verdaderos creadores, por lo que en según que edición podréis encontrar distintos créditos bajo el título. Lo cierto es que, aunque sea un híbrido, el resultado es un tema nuevo que funciona por sí sólo, con ese "Surfin' Biiiird!" espectral, y esos 20 segundos de auténtica psicosis del cantante-batería, un estupendo y desinfectante tema que ha formado parte del repertorio habitual de grupos como the Cramps, Ramones, o The Queers, un hit que seguro nos ayudará a volver a la rutina con mas fuerza y energía que nunca, I promise!

5 comentarios:

  1. Qué puedo decir... ¡tremeeeeeendo temazo! Creo recordar que ilustra una de las más célebres escenas de la simpar Pink Flamingos ;-)

    ResponderEliminar
  2. Curioso e intenso baile del "pollito" el que se marca el cantante de The Cramps!
    Como bien comentas este es un buen desinfectante tema musical.
    Felicitaciones Sebas por tus excelentes entradas.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  3. Tengo que reconocer que "Surfin bird" no es una de esas canciones que me emocione mucho, ya que ese tipo de fraseos vocales me ponen un poco nervioso: prefiero el antecedente de los Rivingtons, por ejemplo.

    Y por desgracia, ese éxito inmediato de los Trashmen oscureció algunas canciones realmente buenas que tenían estos muchachos y que quedaron semiocultas en sus dos discos grandes. Como gloria del surf es una buena canción, pero las tenían igual de buenas e incluso mejores. Pero en fin, a veces pasan estas cosas.

    ResponderEliminar
  4. Lo que hace Steve Wahrer ahí es todo un despliegue de energías difícilmente superables, estaba claro que se las estaba jugando en una oportunidad tan importante como lo del American Bandstand. Estos temas onomatopéyicos del comienzo del rock como bien dices quizás tuvieron su anticipo en la necesidad de darle desarrollo vocal a aquel infeccioso Jump Blues de primeros de los 50 con Louis Jordan, Big Joe Turner etc.. los grupos vocales de doo woop y el posterior R&B. Aparte de este Surfin' Bird, me encantan el Lollipop de las Cordettes, y por supuesto el Be Bop a Lula de Gene Vincent aunque tengan más letras que este tema que nos propones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

A ver colega...¿que tienes que añadir?, estamos deseando tu opinión!