jueves, 19 de enero de 2012

Versión Original: "Tell Him"



Hoy me encuentro nostálgico y yeyé, así que me apetece recordar un estupendo tema, muy popular en los años 60, y de paso recordar su origen, reivindicando un poco la (casi olvidada) versión original, a su interprete, y por supuesto a su autor, gran compositor y productor, artífice de notables éxitos de la música pop de aquella década, una brillante carrera truncada prematuramente que nos dejó sin poder disfrutar del talento de unos de los pioneros del Rock, el Pop y el Soul...Bert Berns.

Bertrand Russell Berns (Nueva York 1929-1967) era hijo de emigrantes rusos judíos. Se crió en el multicultural barrio del Bronx, desde muy joven, escuchando el rithm and blues y ritmos latinos de sus vecinos se despertó en él una gran pasión por la música. Pronto comenzó a tocar en clubes de música latina, hasta que decidió irse a aprender de los maestros, así que marchó para La Habana, antes de la revolución, a tocar en los clubes de la capital cubana. A principios de los 60 regresa a Nueva York, donde es contratado como compositor en el Brill Building, emblemático edificio de oficinas situado en el 1619 de Broadway, donde fueron a caer las principales editoras musicales de la ciudad, y con ellas los mejores talentos de la zona, dando incluso lugar a una denominación del sonido creado por aquellos artistas, el "Brill Building Sound". Paradigma del sonido comercial, eslabón perdido entre el Rock de los 50 y el pop de los 60, que condensaba en poco menos de dos minutos el buen hacer de genios como Carole King y Gerry Goffin, Pomus y Shuman, Leiber y Stoller, Boycey Hart, Bacharach y David, Neil Sedaka, Ellie Greenwich o Barry Mann...

Bueno, pero vayamos al tema, que me pierdo en los detalles. Durante aquellos años Bert Berns escribió y produjo un gran número de éxitos para distintos sellos y artistas, en sus producciones siempre se puede apreciar la influencia del Gospel o la música latina, ya sea en instrumentación o arreglos, incluso intentó una carrera como solista bajo el nombre de Russel Byrd. Falleció de un fallo cardiaco a los 38 años, secuela de unas terribles fiebres reumáticas que padeció de pequeño, entre su legado se encuentran clasicazos como "Twist And Shout", "Under The Boardwalk", "Here Comes the Night", "Brown Eyed Girl", "Piece Of My Heart", "Everybody Needs Somebody To Love" y por supuesto nuestro tema de hoy "Tell him".

En nuestro país y en América Latina el tema fue muy popular en la voz del argentino (aunque nacionalizado Español) Luis Aguilé, personaje de gran popularidad, famoso por sus coloridas corbatas y su particular dicción afrancesada, que tuvo uno de sus grandes hits en 1963 con una versión llamada "Dile", que es considerada como una de las primeras "canciones del verano". En Francia también alcanzó el numero 1 de las listas con la voz de Claude François, "Dis-lui". Como ambos temas son muy populares, os dejo una curiosa versión, no tan conocida y algo sorprendente, a cargo del gran artista cubano Antonio Machín...



Pero los que si tuvieron gran éxito en todo el mundo, y son recordados como los interpretes originales, fueron un grupo formado por tres amigas de un colegio de Queens, que solían actuar en fiestas univesitarias aprovechando el tirón de los grupos de chicas de color en plena transición entre el Rhythm & Blues y el Soul. El punto distintivo lo lograron haciendo algo inusual en un grupo femenino, decidieron añadir al bajista Herb Rooney y así pasar a ser un cuarteto, en el que el líder no era precisamente la voz masculina. Todo un acierto, así y con los arreglos de éste, el grupo (antes conocido como "The Masterettes") consiguen una mayor solidez, llamando la atención de los productores Jerry Leiber y Mike Stoller, que los rebautizan como "The Exciters". Entre los temas elegidos para el grupo "reconstruyen" un tema de Berns, que rebautizan como "Tell Him", con el que llegan al numero 1 en el Bilboard americano y una gran repercusión en otros países como el Reino Unido, Francia o Australia. Pese a la potente voz de Brenda Reid, y a grabar posteriormente algunos singles de calidad, el grupo no tuvo mucha más repercusión, aunque abrieron un nuevo camino en los grupos femeninos vocales de los 60.



Como decía antes "Tell Him" (díle a el), no fue en nombre original de la canción, ni por supuesto, la primera vez que se grababa. Un poco antes el compositor y cantante de Tennessee, Ed Townsend hacía su versión del "Tell Her" (díle a ella), que era el título original de la composición de Berns, que no tuvo demasiada repercusión. Algo más tuvo, ahora sí, la versión original del tema, fue grabada en 1962 por un cantante de R&B y Pop, de Leesburg (Florida), cuyo unico éxito llegaría un año despues con "Loop De Loop". Johnny Thunder, nacido Gil Hamilton, no consiguió el exito que los de Capitol esperaban con la producción de Bert Berns "Tell Her", a pesar de la notable interpretación del artista y los arreglos del productor, el tema pasó inadvertido y practicamente olvidado cuando The Exciters lo hicieran tremendamente popular. Pero hoy recuperamos, y reivindicamos también, esta otra versión, la original, y de paso hacemos un pequeño homenaje a uno de los compositores clave de la historia de la música pop, un saludo y disfrutad del tema, sea cual sea la versión que más os guste...


jueves, 12 de enero de 2012

Troubadours..."Silvio & Bob"


Recojo el testigo lanzado por Angus, uno de los seguidores del blog, y me lanzo a una aventura un tanto confusa intentando desgranar un dilema, que es, a su vez una "leyenda popular" muy extendida. El asunto que me plantean es (más o menos) el siguiente: ¿Se dedicaron mutuamente Silvio Rodriguez y Bob Dylan algún tema a lo largo de su carrera?, ¿Se encontraron finalmente?, ¿Sabían el uno del otro de su admiración mutua (si existía)?... Bien es un tema complejo, no quiero entrar demasiado en biografías, ni en inevitables posturas políticas, pero creo que a su vez tiene respuestas sencillas, pero veamos un poco de donde viene todo esto...

A mediados de los 60 se vivía una autentica revolución social y cultural extendida por diversos puntos del planeta, evidentemente, y como es costumbre, reforzada por las imágenes y sonidos que llegaban desde los USA. El movimiento social americano en contra de todo aquello que presumía la "dorada" década de los 50, fue el buque insignia para muchos jóvenes de todo el mundo, que veían en las letras de gente como Bob Dylan o Joan Baez, sus propias inquietudes con respecto a la pobreza, la guerra, el abuso de poder o lo que sea. Por aquellos años, en Cuba, se vivía un momento muy duro, eran los inicios del bloqueo impuesto por Estados Unidos y muchos países ni siquiera se atrevían a negociar con el líder de la Revolución. Dylan sonaba como símbolo de la lucha contra el poder establecido en todo el mundo, incluido Cuba, pero, paradógicamente, a Silvio Rodriguez los que le gustaban eran los Beatles...



Silvio Rodríguez Domínguez nació en el barrio de La Loma en 1946 (pueblo que pertenecía entonces a la Antigua provincia de La Habana), en el seno de una familia campesina de escasos recursos, la recolección del tabaco era su vida, pero la pasión por la música le vino por parte materna, cantante que junto a su hermana solía participar en programas radiofónicos y eventos locales, cantando a dúo temas populares. Tras unos años la familia se traslada a La Habana, y Silvio da clases de piano y posteriormente de guitarra, pero es durante el Servicio Militar Obligatorio, cuando comienza a hacer recitales y a componer. Aunque suene extraño sus referentes musicales fueron Beethoven, Tchaikovsky, Mozart, Brahms, Stravinsky...músicos clásicos que rompieron con una serie de cánones formales a los que estaba sujeto la composición musical. Luego llegaron los Beatles, su influencia es más identificable y duradera, a Silvio le gustaron especialmente por su rebeldía y sobre todo por que rompieron diametralmente su concepto sobre las diferencias entre la "música culta" y la música popular.

En 1967 es desmovilizado del ejercito y comienza su evolución personal, escribe poesía, compone nuevos temas, aparece en un programa de televisión, conoce a Pablo Milanés...hasta que decide enrolarse en un barco pesquero "Playa Girón", durante cuatro meses, donde compone 62 canciones y comienza a gestar lo que posteriormente se denominaría el "Movimiento de la Nueva Trova". Es durante esta época cuando Silvio redescubre a Robert Allen Zimmerman, más conocido como Bob Dylan. Por aquel momento el de Minnesota pasaba por un momento oscuro, que a Rodriguez le desconcertaba bastante, casi no entendía nada, pero comienza a descubrir sus anteriores trabajos, y le impacta especialmente "Like a Rolling Stone", un tema magnífico que sirvió de modelo inspirador para Silvio. Esta influencia es especialmente notoria en algunos de los temas inéditos de aquella travesía como " Al final de este viaje en la vida" (28 de enero de 1970), aunque para ser honestos no se le debe dar todo el merito a Dylan, el artista cubano siempre dice que solía escuchar mucho folk, en especial a Leadbeally, cantante de Blues y folk de Louisiana y a Woody Guthrie, verdadero icono de la música popular y un referente por su identificación con la gente común, los pobres y los oprimidos, así como por su odio al fascismo y la explotación...luego llegó Dylan, que recogió lo mejor de lo anterior y le dio una forma más atractiva para la juventud estadounidense.



Dylan y Rodriguez compartían inquietudes y conceptos similares, pero sus experiencias fueron muy distintas, mientras Bob se enfrentaba al poder desde su micrófono en el Greenwich Village, Silvio intentaba encontrar un sitio en su lucha, y no era fácil en Cuba, además desde el Socialismo, con apoyo y críticas de los suyos y desde medio mundo a partes iguales. Trabajó para el el Instituto Cubano de Radiodifusión y el Instituto Cubano de Arte y la Industria Cinematográfica donde junto a Leo Brouwer funda lo que sería el Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC. Esa es la época precisamente en que cobra un auge inusitado en casi todo el mundo un movimiento que le agregó diversos apellidos a la canción: Protesta, Social, Política, Contestataria, Comprometida, Testimonio...en Cuba, todo el mundo la conoce como Nueva Trova. Pero volvamos a Dylan, hay más paralelismos en sus composiciones, por ejemplo "Blowin' in the wind", icono de la canción protesta americana, su titulo es la respuesta a las preguntas que el propio tema plantea, sobre la paz, la guerra, la libertad..."La respuesta está flotando en el viento", una respuesta bastante indeterminada, sujeta a diversas interpretaciones, ambigüedad característica también en muchas canciones de Silvio.

Otra coincidencia es su mentalidad "trobadoresca", la de cantar y hablar desde sí mismo, alejandose de los manidos conceptos musicales en los que la voz no cuestionaba o polarizaba desde un punto de vista romántico o interpersonal. Ambos, en sus letras se posicionan, cuestionan conceptos, increpan, en lugar de mantenerse pasivos tras la melodía. Silvio con temas como "¿Por qué?", sobre la discriminación racial en Estados Unidos, "La leyenda del águila", sobre el tema de la guerra de Vietnam y sobre todo "Ojala", que pedía la libertad de la tiranía. Mientras, Bob se había forjado su fama gracias a himnos antibélicos como "Blowin' in the Wind", sobre los derechos civiles: "The Times They Are a-Changin",con referencias al apocalipsis nuclear "A Hard Rain's a-Gonna Fall", o sobre las dificultades de la clase minera y agrícola: "Ballad of Hollis Brown" y "North Country Blues".

Tanta coincidencia hizo que en medio mundo Silvio Rodriguez fuera conocido como el Dylan latino, algo que nunca gustó demasiado al cubano. Finalmente éste declara abiertamente su admiración por el genio americano en forma de canción, en 1998 le dedicó uno de sus temas "La cosa está en", en el que cuenta que le gustaría charlar con él y compartir opiniones:

La cosa está en hallarlo a usted
el día menos pensado, en cualquier sitio,
casualmente, donde usted y yo
podamos ver a cuatro manos los alrededores
...



Ese encuentro fue casi posible en 2009 cuando Silvio fue anunciado como participante en el concierto para conmemorar el cumpleaños 90 de Pete Seeger, allí también tendría la ocasión de coincidir con otros de sus ídolos, Joan Baez y Arlo Guthrie, hijo del legendario Woody Guthrie, pero los Estados Unidos le negaron la entrada al país, por sus criticas constantes al Gobierno, había solicitado el visado en diversas ocasiones y nunca se lo concedieron, pero pensó que con Obama la cosa iba a ser distinta. De todas maneras Dylan tampoco acudió a aquel homenaje, su relación con Seeger era simplemente cordial, desde un día de finales de los 60 en que Dylan subió a un Show de Pete con una guitarra eléctrica entre sus manos, Seeger, purista del folk, casi le corta los brazos con un hacha.

Y finalmente vamos con "el tema polémico", en 1988 se publicó el vigésimo quinto álbum de estudio del músico estadounidense, "Down in the Groove", que incluía un tema llamado "Silvio", que además contaba con la participación de Grateful Dead, el albúm pasó bastante desapercibido y el tema en cuestión obtuvo cierto éxito comercial como single. Dylan la incorporó a sus conciertos, y aún la sigue tocando. En seguida fue asociada por el público con el artista cubano, y en muchos foros y páginas web encontrareis comentarios afirmando categóricamente que está dedicada a él. Si bien no hay una respuesta que aclare esta cuestión, hay conexiones que sugieren la respuesta, primero: es mucho anterior al de el cubano, segundo, Dylan sólo compuso la música del tema, la autoría del texto se debe a Robert Hunter, cuyas oscuras referencias literarias son difíciles de analizar, aunque en una entrevista confiesa que leía a Pushkin en aquel momento, y entre los cuentos del autor ruso encontramos "Vujstrel", en la que un joven llamado Silvio se niega a matar a otro en un duelo por ser demasiado joven y no tener nada que perder. Años mas tarde cuando el soldado ha madurado y crecido económicamente, Silvio regresa para terminar su duelo. Una hitoria clásica que se encuentra en cualquier recopilación del autor, y que además explica mejor el significado de la letra del tema, que muy poco tienen que ver con el autor cubano...

Mi juego, el futuro en un infierno de un pasado
Parece que el mañana viene rápido
Es no quejarse, combatir es lo que tengo
he visto tiempos mejores, pero ¿quién no?


Silvio
Plata y oro
No volver a comprar el latido de un corazón frío
Silvio
Tengo que ir
Averiguar algo que sólo los hombres muertos desconocen


En cualquier caso, dos genios enlazados, que son historia, en la cultura y el la lucha por nuestras libertades y derechos para actuar a nuestra manera, valientes y fieles a sus convicciones, cuyos temas nos acompañan y llenan aunque sólo comprendamos la mitad de su mensaje, una condición que sólo logran ciertos músicos después de un largo trayecto y se reencuentran consigo mismo...

video


"Silvio" de Bob Dylan

jueves, 5 de enero de 2012

Wanda Jackson "Queen of Rockabilly"


Ella fue, y sigue siendo, la autentica y verdadera reina del Rock&Roll en su vertiente más clásica, aunque por obra y gracia del marketing, en este puesto se quiso imponer a otra jovencita cantante con una trayectoria muy similar a la suya, una joven de Virginia, también con raices Country, pero con menos garra y personalidad que nuestra protagonista de hoy, se trataba de Janis Martin, quien tuvo que conformarse con el apodo de la "Elvis femenina". Wanda no fue la versión femenina de nadie, su estilo único y su frenético ritmo, podía ser comparado con muchos, pero era indiscutiblemente propio y genial, su energía y vitalidad la han llevado a los escenarios de todo el mundo hasta el día de hoy, una estrella única, una pionera del Rock&Roll, una inspiración para muchas (y muchos) artistas de distintas generaciones...su majestad, la reina del Rockabilly, Wanda Jackson...

Wanda Jean Jackson nació en Maud (Oklahoma) en octubre de 1937, comenzó a cantar y a tocar la guitarra desde muy pequeña. Deseando una vida mejor, los padres de Wanda, Tom y Nellie deciden mudarse a Bakersfield, California en 1941, allí le regala su padre su primera guitarra, pero las cosas no van del todo bien y en 1948 deciden regresar a Oklahoma. En 1952 gana un concurso de talentos locales y consigue 15 minutos de emisión diarios en un show de música Country de la estación de radio local, la KLPR. Debido al éxito de la joven, su "espacio" se alarga hasta los 30 minutos, y así continua, forjando y madurando su peculiar estilo con versiones de los temas clásicos. Hasta un día de 1954, cuando su potente voz llama la atención, del cantante y estrella del Country, Henry William Thompson, más conocido como Hank Thompson, impresionado por la potente y desgarrada voz de la joven Wanda, Hank se pone en contacto con la emisora para localizar a la chica, a la que invita a grabar junto a su banda (The Brazos Valley Boys) como "voz invitada". Ese mismo año conseguiría su primer éxito "You can´t have my love", un dueto junto a otro miembro de la banda (Billy Gray), que llegaría al número 8 de las listas Country. Thomson quiso que su sello contratara a la chica, pero no le hicieron mucho caso, Wanda continuó sus estudios, mientras ultimaba un contrato con Decca Records, quien lanzaría su carrera inicialmente.



Tras su graduación en 1955, comienzan a promocionar a la chica, se convierte en una habitual del programa de televisión Ozark Jubile, se codea con gente como Carl Perkins, Jerry Lee Lewis, Johnny Cash o un joven Elvis Presley, de quien se rumoreó que hubo algo más que amistad, de echo cuando "el Rey" alcanzó la fama, regaló a Wanda un fantástico anillo, que todavía luce orgullosa en su mano derecha, lo que si es cierto es que fue Presley quien animó a Wanda a probar su voz en distintos estilos aparte del Country, como el rock, el Gospel... y a intentar sacarle el mayor provecho posible. Su carrera parece definitivamente enfilada y su padre decide acompañarla como pianista, mientras su madre diseña el vestuario que luce en escena. En 1956 Jackson firma con Capitol Recods, con quien consigue un relativo éxito en el circuito Country con "I Gotta Know".



Era la época de los grandes shows, con grandes estrellas del Rock sobre el escenario y miles de fans femeninas bajo él, pero muy pocas mujeres se atrevieron a subirse al carro de Rock&Roll, Wanda fue una pionera, tocaba junto Buddy Holly, Gene Vincent, Eddie Cochran... y su trabajo se vió recompensado hacia 1957 con temas como "Fujiyama Mama", una versión de un tema de Annisten Allen, con referencias a los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki (paradogicamente el tema llegó al nº 1 en Japón) y desencadenando un autentico fervor por el Rock, tanto en estética como en su música en aquel país. El espaldarazo definitivo le llegaría en con un tema mucho más sencillo, "Let's Have a Party" (1958):"Nunca he besado a un oso, nunca he besado a un matón. Pero puedo hacer mover un pollo en el centro de la habitación" decía aquel inocente, pero pegadizo tema que la llevaría a la cima del éxito y que versionarían muchos de sus compañeros de profesión (incluido Elvis, quien la grabaría incluso un año antes que ella para la película "Lovin You").


Pero la versión de Wanda Jackson no se publicaría hasta 1960, fue en aquel momento cuando la prensa la bautizó como "Reina del Rockabilly", y la vendieron como la chica más juerguista de EEUU, pero Wanda, de personalidad tranquila, tradicional y sureña, estaba muy lejos de aquella imagen rebelde y sexy, sabía que las cosas estaban cambiando, que ese tipo de éxito duraba poco y que el Rock estaba evolucionando hacia caminos no muy afines a ella, así que a principios de los 60 decide regresar a sus orígenes, el Country, aunque en cada uno de sus discos de esta época siempre encontrareis un tema de Rock&Roll.

Durante los primeros años de la nueva década, compagina el Rock con el Country, cosechando exitos en ambos campos, se convierte en una gran figura de la música americana con álbumes como "Right or Wrong" o "Wonderful Wanda". En 1964 consigue el Grammy como mejor solista femenina, por aquel entonces ya estaba casada (desde 1961, con el predicador evangelista Wendell Goodman), se convierte en la primera artista Country en grabar un album en directo y cosigue un exito notorio con un tema cantado en Alemán ("Santo Domingo", 1966), además de presentar su propio programa de televisión "Music Village". Demasiado trajín para una joven sureña, de firmes creencias religiosas y un marcado carácter tradicional, por lo que a finales de los 60 decide tomarse un respiro, nunca abandona la música, pero decide dedicarse a su familia (su relación con su marido estaba deteriorándose), así que acude regularmente a la iglesia junto a él y así comienza a interesarse por la música Gospel. A mediados de 1972, es sólo a la música católica a lo que se dedica, graba "Praise the Lord", último disco con Capitol, aunque continúa grabando para otros sellos religiosos. En sus palabras: "Nunca dejé la música. Simplemente me centré en el Gospel. Pero el público nunca lo entendió, o no quisieron aceptarlo. Jamás dejé de cantar, solo cambié los lugares donde lo hacía", Wanda Jackson, ferviente religiosa y firme creyente, daba así gracias a Dios por su matrimonio, sus hijos (y ahora sus nietos), para ella, las cosas más importantes de su vida, siempre por encima de música.



Parecía completamente desaparecida del universo sonoro, cuando con la "fiebre revival" de finales de los 80, comienzan a reclamarla dede la vieja Europa, de nuevo vuelve a los escenarios, de manera discreta, hasta 1995, año en que, la que es para muchos su sucesora natural, Rosie Flores la invita a grabar un par de duetos en su disco "Rockabilly Filly" y acompañarla durante su gira promocional. Su regreso es acogido con entusiasmo por los miles de fans deseosos de recuperar a la gloria míticas del Rock. Vuelve a reunirse con sus viejos colegas sobre el escenario, como Jerry Lee Lewis, y otros como The Cramps, Lee Rocker, Dave Alvin o Elvis Costello. Graba un par de albumes de estudio, hasta que, en 2009 el músico y productor Jack White (The White Stripes) le propone un nuevo proyecto, él ya había hecho algo parecido con éxito junto a otra leyenda del Country, Loretta Lynn ("Van Lear Rose", 2004), y así sale a la luz en 2011 "The party ain`t over", un álbum recibido con entusiasmo por público y crítica, en la que la Jackson se marca una espléndida versión del clásico de Bob Dylan "Thunder on the Mountain".



En definitiva una gran señora del Country y del Rock, que luciendo flecos y lentejuelas a los 74 años aún da lecciones de clase y estilo a más de una aspirante a estrella del Rock. Una leyenda viva que, con permiso de Big Mama Thornton, puede ser considerada la "primera mujer rocker", estampa de una revolución social en clave femenina que, paradojicamente no está incluida en el "Rock and Roll Hall of Fame", para disgusto de su colega Elvis Costello, quien escribió una carta abierta para proponer su ingreso: "Miren a su alrededor hoy en día y podrán escuchar a un montón de chicas Rockeras que tienen una deuda inconsciente con el mero echo de que existiera una mujer como Wanda. Píonera que se plantaba en el escenario,con su guitarra entre las manos para hacer un sonido que era como salvaje y crudo, igual o mejor que cualquier otro rockero, hombre o mujer, mientras otras chicas de su generación se dedicaban a mirar embelasadas los escaparates de moda...". Una verdadera inspiración para muchos artistas, una señora de los pies a la cabeza, su majestad del Rock, alteza del Gospel y gran dama del Country ....miss Wanda Jackson ♫♪♪